Todo en la vida es temporal,
nuestra vida es una serie de momentos,
el aquí y ahora es sin duda uno de ellos,
no recordamos los días, recordamos los momentos,
después de grandes emociones, quedan inolvidables recuerdos.

Cada evento es único e irrepetible,

por ello creamos mágicos y sorprendentes momentos.